El arte en Holanda

El arte en Holanda se caracteriza por el amor a la patria y los caracteres nacionales del pueblo. En las obras se refleja claramente la adhesión a principios del puritanismo protestante y la democracia. A diferencia de artistas de otros países, los artistas holandeses se servían más bien de los gustos populares. Este arte no contaba con protección oficial, por lo que sus temas distaban mucho de ser autoritarias y religiosas. Uno de los artistas más destacados es Frans Hals, considerado  uno de los mejores retratistas del Barroco holandés. En sus retratos logra reflejar un ambiente de espontaneidad mediante una técnica de trazos largos y rápidos. Otro artista, que cayó al olvido, es Johanes Vermeer. No se conoce mucho sobre su trayectoria artística, pero sí es muy conocido por sus pinturas de género, donde reflejaba la vida cotidiana de las mujeres en un ambiente de silencio y pasividad. Otra característica de Vermeer es la utilización de la cámara oscura, lo cual hace que las figuras y objetos de sus obras sean prácticamente iguales a los modelos retratados. En resumen, ambos artistas, con sus diversas técnicas, reflejaron la cotidianeidad de las personas, dejando de lado el idealismo o la religiosidad en la que otros artistas se destacaron en la misma época o en épocas anteriores.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s