Década del 80 y los avances artísticos a finales de la dictadura

La década del ochenta fue una década muy significativa para el país. Por un lado, la dictadura stronista estaba en decadencia y ya se escuchaban los gritos de la libertad de expresión. Por otro lado, gracias al avance de la tecnología, los artistas desarrollaron nuevas formas de arte que aún no eran tan valorizadas en el Paraguay, pero que poco a poco encontraron un espacio para mostrarse como es debido.

Por lo tanto, en la década del ochenta aparecieron nuevos artistas con nuevas formas de hacer arte, así como también los artistas de otras décadas siguieron con sus estilos o experimentaron con otros estilos artísticos. Pero, como en décadas anteriores, la pintura aún siguió siendo la preferida por una gran cantidad de artistas conocidos y nóveles.

Nuevas formas de la pintura

Ya se vio una nueva pintura que se despuntó a finales de los setenta, para luego definirse completamente en los ochenta.

Carlos Colombino, que ya experimentó con la xilopintura, en esta década empieza a plantear la investigación de una figura renovada con “Reflexiones sobre Durero”. De esta manera, abandona el esquema de la denuncia incisiva y se vuelca hacia la estructura y lo constructivo. Osvaldo Salerno, con la pintura, se nutre de los signos espontáneos de los grafitis y entra en el ámbito de la política contestataria. Félix Toranzo, en cambio, se une al uso del espacio investigado en clave en la arquitectura, sugerida en un punto o en un trazo de línea inconclusa y en la vibración del color. (Carlos Sosa y Amalia Ruiz Díaz, 2010)

Otros artistas jóvenes que se formaron en los ochenta y que experimentaron con la pintura fueron Karina Yaluk, Ofelia Olmedo, Vicente Duré, Gilda Martínez y Claudia Boettner. Todos ellos fueron reunidos por el Centro de Artes Visuales del Museo del Barro, para que pudieran explorar distintas posibilidades de la pintura y, de esa manera, pudieran arraigarse mejor en los intereses expresivos y los lenguajes históricos de la pintura. Otro artista que procedió del mismo lugar fue Pedro Agüero, que dejó una potente figuración pictórica inicial.

La escultura, la fotografía y los medios audiovisuales

Gustavo Beckelmann, en la segunda mitad de los años ochenta, se posiciona con esculturas en “bronce a la cera perdida”, exarcebando la expresividad de masa, luz y textura en el espacio. Con esto, experimenta también con otros materiales como la madera, el vidrio y la piedra.

La fotografía, que anteriormente se desarrollaba más en el ámbito del diseño gráfico, se integró al arte contemporáneo a finales de los ochenta. Un artista que destacó en este ámbito fue Fernando Allen, quien expuso desde 1985 integrándose, de esa forma, a la producción fotográfica artística.

Y en cuanto a los medios audiovisuales, que aún no había dado grandes avances en comparación con otros países, el artista más destacado en este ámbito fue Juan Carlos Maneglia. A mediados de la década presentó sus primeros cortometrajes “Presos”, “Espejos” y “Bocetos”, que se originaron en una especial concepción de lo audiovisual.

 

Fuente:  Colmán, R; Perez-Maricevich, F; Roldan, I; Sosa, C;   Ruiz Diaz, A (2010) “Historia Cultural del Paraguay 2º Parte” Asunción, Ed. El Lector

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s