Los 60: la década de las dictaduras y de las esperanzas

La hegemonía norteamericana se consolidó luego de la Segunda Guerra Mundial, formando así un gran contrario conocido como Unión Soviética. Cada tanto se amenazaban mutuamente para demostrar al mundo cuál bando era el más fuerte. Con todas esas tensiones la gente tenía que lidiar día a día, mientras el mundo se dirigía hacia una era de grandes cambios y de grandes avances tecnológicos y científicos.

El ámbito artístico no fue la excepción. Cada día, más artistas se alejaban del academicismo y buscaban nuevas formas de expresarse con el arte. Ya era un hecho de que la fotografía reflejaba mejor la realidad que un cuadro al oleo, y que la televisión y el cine reflejaba mejor las expresiones de los rostros que una obra de teatro. Todo eso fue un hecho más que comprobado cuando aparecieron los primeros televisores y fotografías a color.

Con esas realidades, aparecieron diferentes manifestaciones de arte. La más conocida de esa década fue el Pop art, cuyo representante principal es Andy Warhol. El Pop art reproduce objetos e imágenes de consumo. Fue una alternativa a la crisis de la abstracción informal surgida en Gran Bretaña y continuada en Estados Unidos. Fue y sigue siendo muy utilizado en las publicidades o en los videoclips de grupos de rock. La obra más conocida de Warhol es la lata de sopa Campbell.

Otra representación artística de esa década fue el op art. Esta corriente artística se caracterizaba por generar ilusiones ópticas por medio de figuras geométricas, de manera a engañar a la vista haciéndolo creer que las figuras se movían. Uno de sus más grandes representantes es Víctor Vasarely, cuya pintura espacial y cinética las formas cambian al modificar el ángulo de visión.

Otros movimientos artísticos que cambiaron el rumbo del arte fueron el nuevo realismo, minimalismo y arte vídeo.

Manifestaciones artísticas sudamericanas

Mientras los Estados Unidos y la Unión Soviética competían por quién sería la potencia mundial, en muchos países sudamericanos las dictaduras sometían a todas las poblaciones en general.

Pero, a pesar de todo intento de opresión a la ciudadanía (ya sea física, mental, psicológica o intelectual), esto no evitó que el arte siguiera intentando vencer las fronteras mentales y que se anclara, poco a poco, en las esperanzas de una vida de libertad e igualdad.

Capital del arte

En 1962, se forma en Buenos Aires un grupo llamado “Nueva Figuración”.  Este grupo constituyó el límite entre lo figurativo y lo abstracto.

Ese grupo de artistas tuvo influencias del Pop art, op art y diversas manifestaciones provenientes de la nueva figuración. Por lo tanto, hicieron que la capital de la Argentina se convirtiera, en la década del 60, en una de las capitales mundiales de las artes plásticas.

Otros movimientos que se generaron en el país fueron el informalismo, la abstracción libre y el happening. Se caracterizaron por la expresión de los impulsos y los deseos dictados por el corazón, trabajando mucho con la geometría y la informalidad.

El atractivo arte brasilero

La entrada de nuevas corrientes Europeas en el siglo XX hizo que la pintura, en Brasil, tuviera un amplio desarrollo. En 1951 se creó la “Bienal de Sao Paulo”, lo cual dio al país una resonancia internacional.

Desde ese año, el arte se desarrolló, al igual que en Europa, con la búsqueda e investigación de nuevas técnicas. Todo eso hizo que desde la década del 60 hasta hoy en día, artistas de todo el mundo acudieran a Brasil para aportar sus experiencias y conjugarlas con los caracteres del arte nativo brasileño.

Por eso, no es de extrañar que el arte paraguayo vaya adquiriendo elementos del arte brasileño, aunque también tuvo una fuerte influencia del arte argentino. Pero sería en los 60 que el arte de Sao Paulo adquiriese una importancia cada vez mayor en el ámbito paraguayo.

Avance artístico del Paraguay

Se encuentra una curiosa similitud en Argentina, Brasil y Paraguay, dado que en estos países se formaron grupos artísticos con innovación en su propio arte. Mientras que en Buenos Aires estaba la “Nueva Figuración” y en Brasil la “Bienal de Sao Paulo”, en Paraguay se formaron los grupos “Arte Nuevo” (durante la década del 50) y “Los novísimos” (durante la década del 60).

Los novísimos fue un grupo artístico formado por cuatro artistas paraguayos. Ellos son José Pratt, Enrique Careaga, William Riquelme y Ángel Yegros. Y, al igual que en Argentina y Brasil, la aparición de este grupo corresponde a una típica manifestación de esta época. Lo cual hace que, en los 60, el arte paraguayo enfatice más las manifestaciones artísticas de la década anterior, incorporando parte de las nuevas corrientes venidas del exterior.

Fuentes bibliográficas:

Enciclopedia Temática Color Tomo 3 (1994) España, ed. Oceano

Enciclopedia Larousse ilustrada Tomo 11 (1998) Argentina, ed. Ultima Hora

Enciclopedia Visor Tomo 2 (1999) Argentina, ed. Visor

Enciclopedia Visor Tomo 4 (1999) Argentina, ed. Visor

Catálogo Los Novísimos 1964-1989. Galería Miró, Asunción, Julio 1988.

LA TRIBUNA, Asunción, miércoles 10/06/64.2ª Sección, p. 7.

Microsoft® Encarta® 2009. © 1993-2008 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.

Microsoft® Student 2009 [DVD]. Microsoft Corporation, 2008.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s