Las dos caras del arte

El año pasado he participado de diversas exposiciones, ferias y muestras artísticas. Hablar de todas en este artículo será agotador. Sin embargo, tomaré dos exposiciones que reflejan las dos caras del arte nacional. Por un lado, hablaré sobre los Premios Matisse 2016 (vale aclarar que me postulé y fui una de las diez seleccionadas para exponer mi obra) y, por otro, hablaré sobre la Feria de Artes realizada en el Museo del Arte Sacro en Octubre de 2016.

14379660_1332678803410098_6721297396095224368_o.jpg

Primero que nada, hablaré un poco sobre los premios Matisse. El mismo está organizado por la Alianza Francesa de Asunción y Gente de Arte. La misma es un premio muy ambicioso, más que nada, porque es la única que abarca todas las categorías de arte (entiéndase pintura, dibujo, videoarte, instalación, performance, intervención artística, etc). Por lo general, otras entidades suelen realizar concursos de una sola categoría, sea concurso de pintura, concurso de grabado o concurso de fotografía. Lo bueno es que da la oportunidad para que todos los artistas menores de 40 puedan participar y así dar a conocer al público sus obras. A continuación, presentaré un collage de las obras que fueron presentadas y expuestas en los premios Matisse 2016, incluyendo la que yo presenté (para más info sobre mi obra presentada, visiten mi blog Marisol FR Arte y diseño dando clic al siguiente enlace: https://marisolarteydiseno.wordpress.com/2016/11/04/carmen/)

20161020_202246-collage

Y aquí la invitación a la inauguración de la exposición:

14680866_1484824648210790_4179716530597536129_o

En este premio, más que la obra, los jurados analizan la trayectoria y el concepto en sí que presentan los postulantes. Y da la oportunidad a los ganadores para que expandan sus horizontes, ofreciendo una estadía en Francia por un tiempo al ganador del primer premio. Y los que fueron seleccionados, pueden presentar su obra escogida durante el tiempo que dure la muestra y, de paso, replantearse el volver a participar para el siguiente año. Quizás, con más experiencia, o con un poco más de trayectoria. Sin embargo, está el inconveniente de que no todos conocen de este premio y, los que lo conocen, no les interesa participar dado que no les atrae lo relacionado al «arte contemporáneo». Por lo tanto, casi siempre se presentan personas de una misma institución, aunque en los últimos años artistas que no conforman la institución también se animaron a participar.

14716175_1288708821148585_6708931004891426373_n

La otra exposición que hablaré es de la feria de artes. Aclaro que en esta no participé, pero pude darle una mirada en uno de esos días y ver qué ofrecía esa feria de arte. Y como era de esperar, me encontré con cuadros y esculturas modernas, es decir, arte «hecho a mano», donde las personas aprecian el trabajo del artista. También había una mesa donde enseñaban a los niños a pintar, demostraciones de pinturas en vivo, música y venta de artículos relacionados con el arte. A continuación, presentaré un collage de fotos de algunas de las obras que vi y me interesaron, para que puedan apreciar las obras que se podían observar en esa feria de arte.

20161022_105132-collage

Esto no fue un concurso. Fue organizado por artistas que ya conformaron un colectivo y siempre andan exponiendo sus obras en diferentes sitios. Sin embargo, nada más quiero resaltar la diferencia de ambas exposiciones artísticas, en la que ambas se muestran o quieren mostrar una cierta variedad de lenguajes artísticos pero que, en comparación, son completamente diferentes. En el Matisse se verán instalaciones, objetos, algunas pinturas y puede que una escultura. Incluso hubo una artista que pintó unas cajitas y las acumuló en un lienzo, creando así una obra tridimensional. En la Feria de Arte se verá cuadros de diversos estilos: cubista, expresionista, realista, naif y abstracto. Sí, dirán que son obras modernas, porque ninguna se sostiene al estilo clasicista, sin embargo todos esos estilos ya se originaron entre el siglo XIX y comienzos del XX, donde se produjo el cambio cuando Duchamp presentó el urinario en un museo. Además, en el Matisse, las personas preguntaban el significado de las obras, cuáles fueron las intenciones del artista para realizar la instalación o la intervención. En la Feria de arte, en cambio, casi no se ve que las personas pregunten a los artistas qué significan sus obras. Prefieren mirarlas y apreciarlas tal cual son. Lo cual también es válido, porque ese es el objetivo del artista: transmitir un mensaje, un sentimiento, una idea.

Sin embargo, pienso que cada artista genera su propio público, el cual le sigue por su obra y sus acciones. En este caso, ¿hay que desvalorizar a un pintor porque prefiere quedarse con su pintura de caballete que a intervenir una plaza pública? ¿Hay que burlarse del «contemporáneo» porque acumula unas cajas en un rincón en vez de realizar un dibujo artístico? ¿Es válido despreciar el trabajo de un artista por seguir una cierta tendencia? ¿Porque no pinta o no realiza instalaciones? ¿Cuál es el camino del arte en la actualidad? Generen sus propias conclusiones.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s