¿Que es lo que NO debes colocar en tu portfolio de artista?

libro-portfolio de Zoé Ouvrier

Al menos que te lo soliciten en un concurso o galería, no incluyas en tu portfolio el registro del proceso de las obras. El reclutador o dueño de la galería solo le interesa el producto final. En todo caso, puedes añadir a tu portfolio un CD donde presentes archivos multimedia que reflejen tu producción artística SOLO si te lo piden en formato digital.

El portfolio es solo una muestra de trabajo. Si pasa más de diez fotos, será rechazado. Tampoco incluyas obras radicalmente diferentes y fotos de mala calidad.

En el caso de que seas una persona que quiera ingresar a un instituto de arte, de seguro habrás realizado algún taller de dibujo o pintura. Debes tener en cuenta de que en los institutos no aceptan copias de famosos o series animadas. Es decir, ni se te ocurra incluir a Pikachu o algún otro personaje animado en tus muestras de trabajo. Los institutos valoran la creatividad y estilo del aspirante a la carrera de arte. Puedes crear una carpeta e incluir tus mejores bocetos o trabajos realizados. Ellos apreciarán tus trazos y acordarán si serás apto para estudiar en su instituto.

Si participarás de alguna convocatoria de portfolios organizada por alguna fundación, centro cultural o institución, lee bien las bases y condiciones antes de armar tu portfolio y participar. Solo incluye las obras mejor logradas o que generen un impacto a los espectadores. No incluyas toda tu producción de manera a armar un libraco con ellos. Solo generarás que el jurado de la convocatoria pase de largo tu portfolio y termines siendo descalificado. Usa textos breves y claros para la presentación y, en el curriculum, solo incluye las exposiciones más importantes o significativas que tengan relación con lo presentado en el portfolio.

Si no estás seguro de que tus fotos hayan salido bien, no armes el portfolio. Las fotos deben ser de buena calidad. No sirven las fotos de celulares o con exceso de edición. Evita los filtros, porque presentarán un trabajo poco profesional y terminarán por rechazar tu portfolio.

En el caso de presentar a galerías o editoriales (esto si eres ilustrador), infórmate sobre la filosofía o la línea de trabajo de la misma. No presentes un mismo portfolio a diferentes lugares. Ármalos de acuerdo a la línea de cada uno. En el caso de una editorial, debes fijarte qué clase de libros o autores tiene en su repertorio. Si se enfoca en la literatura infantil, no presentes un portfolio donde incluyas ilustraciones eróticas. Y si la galería se enfoca en artistas de arte abstracto, no presentes tu portfolio de arte figurativo.

Y a modo de finalizar con el artículo: el portfolio refleja tu personalidad. No importa qué talentoso seas, si subes fotos de mala calidad, las impresiones las hiciste en una impresora común o añades información que no es de utilidad para el reclutador, no serás seleccionado.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s